Avsnitt

  • Lo puro y lo impuro

    1) Los fariseos: Es la actitud que ya no podemos decir que pertenecía a un sector del judaísmo, porque también está en la parte de la Iglesia Católica, de nuestra Iglesia. Personas que se sienten capaces de juzgar a otras y hasta de determinar quién puede leer la lectura y quién no. Personas que tienen la capacidad de detectar quién pasa a comulgar y quién no, generando una casta eclesial dentro de la misma Iglesia. Y asumiendo que si son monaguillos, ministros de la eucaristía o acólitos instituidos son casi “católicos con superpoderes”. Esto lleva a que muchos se sientan excluidos de la Iglesia o hasta los hace sentir impuros. Su seguridad pasa por las reglas y normas de la religión y no por un Dios vivo, cercano y misericordioso. Esto, para mí, ya se gesta como en una casta que, hasta en muchos lugares, ni los curas entran. Pues se creen que son claves para señalar con el dedo, valiéndose de conocer documentos eclesiales y pastorales, y que están por encima de todos. Pero no conocen a ese hombre y a esa mujer que están enfrente,  con un corazón partido.

    2) Padre y madre: Me ha tocado ver, y hasta en carne propia, hijos que se desligan de su papá y de mamá, como si fueran un peso. Hasta como que les hacen el “favor” de visitar a su papá o mamá. Es un dolor a la vida pues la hipocresía pasa porque a aquella persona que te dio la vida (más allá de lo que sea), hoy la matas con tu indiferencia. Entiendo que hay padres que no hicieron bien las cosas, pero sin embargo en esta vida no hay un manual de cómo ser papá o mamá. Se aprende en el día a día. Ayer hablaba con una señora amiga, y me decía: “parece que tienen vergüenza de mí“, porque sus hijos eran profesionales y ella seguía siendo empleada doméstica. Cuán triste es ver personas que se olvidan del esfuerzo de los padres.

    3) La palabra y tradición: Mantené viva tu vida, en lo que te enseñaron y viví tu fe. No dejes de alimentar tu vida con la presencia de Dios y la mayor pureza de vivir, que es vivir y dejar vivir. No te conviertas en juez de nadie y, si podés ayudar, hacelo. Más allá de lo que sean tus padres agradécele a Dios por tenerlos y por lo que te dieron. Date la oportunidad de ser feliz con lo que tenés y no pienses en lo que podrías haber sido o tenido. Hoy disfruta con lo de hoy y comprende que todos tenemos errores y pecados. Todos tenemos una mancha, pero eso conlleva a que tenés que levantarte todos los días porque hay un Dios que te da oportunidades constantemente. Algo bueno está por venir.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Reconocer a Jesús te lleva a sanar

    1) Cruzar: Es eso lo que hace Jesús. Va y cruza. No se queda quieto. Un cristiano no se puede quedar quieto en su metro cuadrado. Tenemos que salir, hacer como los evangelistas, que salen sin pereza y no les importa si le cierran la puerta en la cara, si los escupen, o si se tienen que bancar el sol o un calor de 48 grados. Vos y yo también tenemos que cruzar y buscar al hermano, no tenemos que quedarnos esperarnos que caigan a la iglesia o al grupo de los viernes o los sábados. Salí, buscá, porque tu hermano te necesita. ¡Vamos!, encendete para llevarlo a Jesús. Hay mucha gente necesitada, que sufre porque se siente sola.

    2) Tocar: Es la parte que nos lleva desde la necesidad para sentirnos curados, pero para sentirnos curados, hay que también sentirse amado. Por eso Jesús cuando cura muestra un gesto de ternura, de cercanía. Nosotros también tenemos que mostrar gestos de cercanía con el hermano que sufre, que llora. Un abrazo qué bien que hace, o unas sencillas palabras, o una mirada. La sanación pasa por ese reconocimiento y también por tocar al Señor: sentirte vos tocado y también vos tocar con el Señor.

    3) Sanar: El ir al encuentro de Jesús también te pone a que vos sanes con Jesús. Hoy tenemos muchos enfermos de la vida, gente que puede tener un palacio, muchísimo dinero, pero que sufre en su corazón porque no tiene con quién hablar. Pero también tenemos pobres de la vida, que desprecian vivir, personas con mucho dolor de corazón, con mucho rencor, con mucha angustia.  Eso es pobreza. La persona que odia y no sabe encontrarle un sentido a la vida. Por eso, salva vidas y apostá por Dios, porque seguro que hoy algún hermano te necesita. Algo bueno está por venir.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Saknas det avsnitt?

    Klicka här för att uppdatera flödet manuellt.

  • Sos sal, ponele gusto.1. Sal: Sal viene de sapere, sabiduría, porque a la vida hay que ponerle gusto. El sabio no es aquel que se traga muchos libros sino es aquel que le encuentra el gustito a la vida y la saborea. Le pone las pilas a sus días y no cae en ser una persona desabrida.2. Luz: Vos, como católico, tenés que ser luz. Tu vida es para iluminar y por lo tanto tenés que brillar, pero no desde el brillo de que todo te sale a la perfección, sino porque hay tanta luz dentro tuyo que no la podés contener, la expandís.3. Potencia: Poniéndole gusto a la vida y sabiendo que sos luz para los otros, no temas porque vos ayudas a que otros le pongan sabor a la vida. La luz ilumina y ayuda a que otros vean. Ayuda con tu sí a Dios para que le pongamos gusto a la vida. No hay nada más feo que un católico desabrido. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Nos encontramos sin tiempo, pero la clave es darte el tiempo para vos.1) Tiempo para Dios: Es ese desierto en donde Jesús se encuentra con el Padre. Vos tenés que buscar ese desierto porque la gente te va a sofocar y te va a poner sus cargas sobre tus cargas. Date ese tiempo para hablar con Dios y planear tu día junto con Él.2) Tiempo para vos: Cuando conseguís y aprendes a decir: “no”, aprendes a cuidarte vos y cuidar tu vida. No gastes todos los cartuchos en el primer tiro. La vida es larga y linda. Aprende a disfrutarla, no andes a las apuradas.3) Tiempo para los demás: Es aprender a ponerte límites y aprender a ponerles límites a los demás para que no te sofoquen. Porque el límite forma y clarifica en donde estás parado. «TODO TIENE SU TIEMPO». Aprende a cuidar tu tiempo. Hay gente que te necesita, pero aprende a darle el tiempo que se merecen y el tiempo que vos te mereces. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Lo respetaba.1) Tu identidad: El evangelio nos habla de que Herodes oyó hablar de Jesús. Lo comparaban a Jesús. Hoy es bueno que puedas reflexionar en vos y ver si vos sos auténtico en tu vida o te andas comparando con otros. Esta vida acelerada que llevamos y en donde buscamos mantener imagen, nos lleva a perder nuestra propia identidad. Nos vamos haciendo según el querer de otros, llevándote a una depresión tremenda y logrando en vos una angustia. Hacé como Jesús, mostrate como sos. Sé auténtico aunque eso también tenga su precio.2) Herodías: Es una mujer que odia. El odio siempre lleva a la muerte. Odiar es más que desear el mal a alguien, es desear que no viva. Es destruir la vida del otro, pero antes destruís tu vida con el rencor y el remordimiento, en esa cuestión de no gustarte la vida y no disfrutarla porque estás buscando destruir la del otro.3) En bandeja: Es cuando en tu vida se te mete el poder y la venganza. Te hace perder la cabeza por cortarle la cabeza a la persona que no juega en tu equipo o no piensa como vos. ¿Cuántos de nosotros “tachamos” a gente que no piensa como nosotros? Busca la paz en tu corazón y vive siempre en la verdad, que es por allí donde va tu identidad de vida. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • María nos lleva a la luz para que descansemos en Él. 1) La candela: Hoy como Iglesia celebramos el día de nuestra Señora de la Candelaria. En la misa se bendicen las velas para ingresar al templo y que representan la presentación del niño Jesús en el templo. Hoy María trae a Jesús a tu vida. Quiere entrar en procesión y ponerle luz. Se tiene que ir de vos la oscuridad de la confusión y esa frialdad que te trajo la tristeza y te ha llevado a convertirte en un robot. Tenés que ser una persona de luz, que ilumina y da calor ante una sociedad que está oscura. Vos sos luz. Vos estás llamado a iluminar.2) Simeón: Ese hombre tenía la esperanza bien clara, esperaba ver al Mesías. Poné tu esperanza en Dios. Solo en Él podés descansar, apóyate en Él, porque nunca te va a fallar. Capaz que ya estás cansado de esperar. Te entiendo porque hay veces que se hace cuesta arriba. Confía en el Señor y abandónate en Él.3) Una espada traspasará tu corazón: En el seguimiento de Jesús va a aparecer la espada en tu vida. La espada de la burocracia, de la indiferencia o de la ridiculización. En fin, eso va a traspasar tu corazón, te va a doler, te va a sangrar. Pero mírala a María. Ella pone todo en manos de Jesús. En ese momento ella no entiende, pero con el tiempo lo llega a entender todo. A vos también te va a pasar igual. Eso que hoy te duele, más adelante lo vas a entender. Confía en el señor. Él es la luz. ¿Vos tenés luz?. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Es más fácil romper una bomba atómica que un prejuicio. 1) De dónde saca las cosas: A la gente le costaba entender de dónde sacaba tanta sabiduría Jesús, pero es la obra del Espíritu. Dios obra así. Cómo nos cuesta entender esto en la actualidad. Acordate de San Benito, que decía que había que escuchar incluso al monje recién ingresado a la comunidad porque el Espíritu Santo sopla dónde quiere y cómo quiere. Déjate sorprender, seguro que hasta tu hijo ya te enseñó mucho, con su pequeñez y su sencillez. 2) De dónde viene: El prejuicio mata, parece que conocemos la vida de todos y nos encanta rotular. La gente sorprende y en las personas no es como en las matemáticas que dos más dos es cuatro. El prejuicio te mata y te cierra a cosas lindas. Abrite y deja de ser tan prejuicioso. 3) No pudo hacer milagros: Dios quiere hacer en vos milagros, deja que Dios obre en vos. Confía y deja de racionalizar todo. Déjate llevar por la gracia. Déjate fluir por Dios. Déjate sorprender por Dios. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • La búsqueda de consuelo.1) A sus pies: Jairo está desesperado por su situación. Escapa a sus fuerzas y a lo que él puede. Recurre a Jesús, porque lo que más ama en esta vida, su hija, se está muriendo. Era un hombre que, podríamos decir, lo tenía todo, pero una situación como la muerte de un hijo puede tirarte toda la estructura y llevarte a buscarlo a Dios como nunca en tu vida. Me vienen a la cabeza esas mamás y esos papás que la reman día a día por su hijo o hija que están luchando por vivir. También me vienen a la cabeza esos amigos que hasta me decían que eran ateos, pero cuando pasaron esos momentos límites, se encontraron con Dios. Son momentos duros en donde se te queman todos los papeles y el único recurso es Dios. Hoy no sé si estás en un momento así, pero quiero que sepas que Jesús está atento a vos, recurrí a Él, búscalo a él y pedile que no muera en tu vida aquello que amas.2) Hemorragias: Era una mujer que estaba muerta en vida. La gente no se le acercaba, porque tenían miedo de quedar impuros por su culpa. Era una mujer que sufría por ese dolor interno, pero también por ese dolor externo, el dolor que la misma sociedad te pone y duele mucho. Jairo pide por su hija, para que no muera, esta mujer pide para volver a vivir. Hoy pedí a Dios para que vos tengas vida, para reencontrarte vos con vos mismo y volver a vivir, para que dejes de sangrar esos dolores del pasado que aún siguen quitándote vida y vuelvas a mirar adelante. Que por más que la sociedad o tu familia te hayan matado y distanciado, hoy vuelvas con Jesús a sentirte tocado o tocada. Deja de sangrar todas estas heridas que traes hace años y pedí a Jesús que te sane y te llene de paz.3) El alboroto: La gente llora y grita. Creo que es bueno que recuerdes que la sociedad cambia y los que te rodean también. Hoy no te olvides que no tenés que seguir a la masa. Vos sos levadura. Las modas de la sociedad pasan, la fe queda. No dejes de caminar con fe en esta vida porque si te dejas llevar por los alborotos perderás la paz, y los que te rodean hasta te pueden quitar la esperanza. Lucha por lo que amas y llevalo a Jesús incluso hasta aquellas cosas que parece que no se resolverán. Él te pondrá nuevamente en pie. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Los espíritus se someten.1) Desde el cementerio: Cuando te rodeas del pasado y de cosas que ya están muertas, cosas que dejaron de formar parte de tu vida, pero vos las seguís buscando. Te puede llevar a ser un muerto en vida. Pues es que vos buscas atraparte del pasado y de cosas que ya no están, que sucedieron y que hoy tienen vida solo desde tu imaginación, que ya no tienen vida y que no te dan vida sino que te atormentan. No vivas en cosas y de cosas que te generaron un infierno en tu vivir. Deja de rondar en cosas, lugares o personas que solo generan más terror y dolor en vos.2) Roto de cadenas: Siempre Dios te devuelve mucho más de lo que te quita. Capaz que hoy estés peleando grandes batallas y luchas en tu vivir. Dios tiene una cosecha nueva para tu vivir. Te quiero aclarar que no estás viviendo una crisis en tu pareja o en tu vida, porque un demonio se te metió y estás poseído, ¡no, no! Míralo como que Dios tiene que cortar cosas y actitudes en vos. Déjate podar y mucho, como yo… Mira hacia dónde Dios te quiere llevar. Míralo así, uno quiere recuperar cosas que a veces perdió, pero el Señor te está mostrando que tenés que llevar solo lo que necesitas para vivir. Eso incluye a veces gente. Como dice un amigo mío: “la cosecha de la temporada pasada puede ser trampa para esta”. El pasado no es tu jurisdicción, tu propiedad. La poda tiene que venir tarde o temprano, y no hay otra manera de crecer, siempre nos aferramos al día gris porque no conocemos el sol. 3) La arena: Cuenta un filósofo antiguo que antes la gente calmaba la sed con arena. Entonces todo el tiempo bendecían la arena. Hasta que alguien llegó y la metió en el agua, y muchos se ahogaban y sentían que iban a morir porque no conocían el agua. Descubrieron que el agua calmaba la sed y lo que veían como un peligro lo vieron como un alivio. Hoy te planteo a vos, ¿qué estás dispuesto a negociar para un futuro mejor? ¿Qué estás dispuesto a dar si Dios te lo pide? Las cosas feas, todos estamos dispuestos a dejarlas, pero¿ las cosas lindas? Claro que duele, pero es para un bien mayor. Hoy anímate a soltar y salir de ese espíritu de tristeza y angustia que te toma, ¡soltate! ¡Vamos! ¡Que somos una Iglesia y no estás solo, no estás sola! Tenemos mucho por caminar y descubrir. Claro que cuesta, pero la vida es eso, caminar, caerse y comenzar. Busca dejar eso para obtener una bendición mayor en tu vida. Hoy en tu vida algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • De lo malo se aprende lo bueno.1) Subió y se sentó: Es aquí donde Jesús te invita a mirar la vida. Hacé un párate y mírate vos. Aprende a sentarte en tu vida y mira toda esta historia que venías escribiendo. Al sentarte, es tu mente que actúa y tu corazón quien se dilata para mirar con más calma todo lo que venías haciendo en y con tu vida. Sentate para ver tu vida, sin que nadie opine nada ni diga nada. Sentate para que hablen solo vos y Dios, y nadie más. Date esa oportunidad de encontrarte…2) Bienaventurado: Hoy presentaría una bienaventuranza actualizada o modernizada, porque no te hace feliz lo que está fuera tuyo sino lo de dentro tuyo. No te genera en la vida lo que otros pueden ofrecerte en la vida, sino las oportunidades que vos te das y das a los otros en tu vida. Lo que hoy Jesús te muestra es que el sentido a tu dolor y sufrimiento cambian con la manera y la actitud que vos le pones, y no con lo que los otros tratan de insertar en tu vida.3) Todo sirve para algo: ¡Mira! Son los días malos los que te ayudan a valorar los días buenos. Son los días de enfermedad los que te ayudan a valorar la salud en su esplendor. Son los días de fracaso los que te hacen que valores el éxito y valores tus logros. Son los días de soledad los que hacen que valores la compañía en la vida, el valorar a ese otro que te quiere y te acompaña porque te quiere y porque lo quiere. Por eso hoy agradezco a Dios los fracasos, ¡sí! Te doy gracias, Señor, por los fracasos que viví y vivo. ¿Sabes? Yo, Luis, también fracaso. Esto me lleva a valorar las veces que lloré, las náuseas que me venían antes de empezar algo nuevo. Valoro esa frustración de sentirme impotente, porque de alguna manera todo eso me ayudó. Y no te digo que ahora alcancé la perfección, ¡no! No soy perfecto. Hoy tengo un montón de problemas que seguramente me están preparando para un futuro. Porque son esos elementos los que me capacitan a que mis agallas sean más grandes. Esto te tiene que llevar a que hagas, a que emprendas, a que no solo evites hacer cosas malas sino que hagas cosas buenas, pero lo que hagas hacelo desde el corazón y recogiendo la enseñanza de esos fracasos que también te llevan a ser hoy lo que sos. Saludo a mis hermanos guatemaltecos que pronto estaré en tierra chapina para compartir con charlas y eventos para ayudar al Orfanato de Valle de los Ángeles. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Cruza la otra orilla.1) Crucemos la otra orilla: Los misioneros de lo cotidiano, como vos y yo, estamos llamados a ir más allá, a estar al lado del que nos necesita. No nos podemos estancar en un solo lugar y en una sola persona. Somos pastores de las ovejas y no podemos estar dando exclusividad a una sola oveja, peinándola y despeinándola. ¡No! Hay que cruzar, ir al otro lado, llegar y no esperar.2) Se desató un fuerte vendaval: El cruzar a la otra orilla, el ir al otro lado, el misionar, implica asumir riesgos, el riesgo de incluso perder la estabilidad. La evangelización también implica riesgos, porque puede ahogarte y hasta hundirte. Hay que reconocer que muchos evangelizadores se ahogaron y hasta se les movió el piso. El cruzar orillas puede traer crisis, incluso de pensar que Dios está dormido. Por eso el misionero cotidiano debe ser valiente y prudente, pero no miedoso. Debe confiar en la oración.3) Vino la calma: En este interrogar a Dios, Él actúa. Dios aprieta, pero no ahorca, aunque muchas veces te deja bien moradito. Porque Dios también te invita a tener fe. La vida cristiana es una constante lucha de fe, en donde vencerás tus crisis desde la fe y la confianza. Por eso Dios en el transcurso de la vida te va a poner signos en donde luego, con el tiempo, si miras atrás, te recordará que su mano estuvo junto a vos. Cruza la orilla que, aunque entre agua en tu vida para ahogarte, si confías y tenés fe, no te va a pasar nada. Anímate al desafío de cruzar porque quien no arriesga, no gana. ¿Y sabes? Jesús es el Emmanuel, Dios con nosotros. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Todo tiene un proceso.1) La semilla en tierra: Todos estamos en esta vida para algo. Aunque vos no lo creas tus actitudes diarias generan cosas a futuro, solo que vos muchas veces no te das cuenta. Tenés que saber que en esta vida todos los días siembras algo, el tema es qué… Tus palabras y actitudes o hieren o curan. Tus actitudes construyen o destruyen. Pero sé consciente que todos los días generas algo. Vos tendrás que descubrir qué…2) La tierra produce: En esta vida todo tiene su proceso. Es aquí donde tenés que aprender a esperar y saber que hay cosas que se generan a su debido tiempo. Trata de controlar tu ansiedad y no dejes de ver en vos mismo el proceso de tu propia vida. Te entiendo que hay veces que querés todo ya, pero no todo se consigue ya. Respeta los procesos porque si te adelantas podés terminar quemando las cosas.3) El grano de mostaza: En esta vida todo se construye desde lo pequeño. No podés comenzar a trabajar siendo gerente. Siempre las cosas se inician desde abajo, con tiempo, en el día a día y con la lucha a lucha. Aprende que las cosas no se dan de un día para el otro y que no siempre tenés que hacer gigantadas. Las cosas se hacen desde abajo y con pequeñeces. Allí verás cosas grandes en tu vida. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Dejen la paz.1) De dos en dos: Porque en la vida nadie se salva solo y debemos acompañarnos. Porque no podés pensar que siempre solo salís adelante. Es a través de la ayuda del otro, en el camino, quien me ayuda a lograr el objetivo de mi vida. Déjate ayudar y déjate acompañar en la vida, pero para elegir a ese acompañante recordá que debe ser alguien quien acepte tu forma de ser y tu misión. Pues el verdadero compañero de vida no busca cambiar tu esencia de ser, sino que busca tu plenitud de ser. No te quiere cambiar a su modo, para que seas feliz, si no busca más bien que seas plenamente feliz potenciando lo que sos.2) Medio de lobos: El anunciar a Jesús implica un salir de uno mismo y generar novedad con creatividad, eso llevará que a muchos de los que te rodean buscarán atracarte. Esto pasa en la vida, los lobos son astutos y te atacan cuando están cerca tuyo, por eso cuanto más hagas más te atacarán y serán cercanos. Por eso vos también sé astuto y prudente, fíjate en quién confías y cuentas tus cosas. No es necesario que todo el mundo se entere de todo tu actuar, porque hay personas buenas y personas malas, pero eso sí, nunca dejes de ir para adelante con tu vida. La prudencia no pasa por no hacer nada sino más bien saber en qué momento hacer las cosas y con quién compartir las cosas.3) El reino de Dios: Mi trabajo, y el tuyo, es anunciar que hay una oportunidad en la vida y que se puede vivir esta vida con un camino entregado a Él. Me contaba una amiga ayer que hablaba con una persona muy enojada con la Iglesia y que hasta se sentía discriminada, me gustó lo que le dijo: “yo no tengo las respuestas a todas tus preguntas, pero te acompaño a descubrir las respuestas de las preguntas que yo tampoco sé”. Eso es ser Iglesia, ser compañeros de camino hacia la verdad de aquellos que se sienten golpeados y no queridos por este mundo, e incluso por vos y por mí. Hoy podemos mostrar que hay un Dios cercano y que da la vida por ti. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Tenés que caerte del caballo para que puedas ver y anunciar.1. Caerse del caballo: Es uno de los puntos que destacan la figura de san Pablo. Hoy celebramos su conversión, su cambio, de ser perseguidor pasa a ser perseguido. Cuando Jesús se aparece a su persona le dice: “¿por qué me persigues?”, manifestando que perseguir a la Iglesia es perseguir a Cristo, son las dos caras de la misma moneda. El caer del caballo es representación de caer de tu soberbia, de tus planes, de eso que te hace mirar por encima a otros, como que vos sos el perfectito. Hoy capaz que Dios te quiere tirar del caballo y hacerte recordar lo duro que es el piso, la vida. Pero, por sobre todo, que tenés hermanos que ya se han caído, pero también se han levantado.2. Ver: Saulo queda ciego, será un seguidor de Jesús quien le hará ver. Cuando te caes del caballo de la vida pasas un tiempo ciego, y te cuesta ver y entender las cosas. Eso que muchas veces te pasa a vos cuando te golpeas en la vida y quedas como tonto, cuestionándote todo, porque no sabes dónde estás parado y empezás a dudar de todo lo que hiciste. Necesitas de esa persona que te devuelve la vista y te hace ver por dónde tenés que caminar, te deja un camino marcado. Qué duro cuando uno no puede ver.3. Anunciar: Lo que claramente aparece en el evangelio. Cuando uno se cae y ve la vida desde otro punto, necesita anunciarlo. Es una necesidad interior mostrar la obra de Dios no tan solo en la Biblia sino más bien en y con tu vida. Hoy tenemos muchos que están subidos al caballo, incluso nosotros, consagrados. Fíjate si vos que ya te caíste podés ayudar a otros a que vuelvan a ver, así no se quedan lamentando de la caída que tuvieron y, por fin, salgamos a anunciar juntos que ¡Cristo vive! Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Mi familia.1) Madre y hermanos: Representan a la familia. Es algo en lo cual me gustaría que pienses en esta meditación: en tu familia. Sí, seguramente que tiene grandezas y también debilidades. Capaz que sos con tu familia un bloque y todo lo hacen juntos. O también podés ser esa familia dispersa, en la cual cada uno vive como puede y en donde ningún integrante de la familia sabe qué es lo que hace el otro. En fin, no existe la familia perfecta. Pero creo que es importante que pienses: ¿qué es lo que vos estás haciendo por tu familia? ¿Cuál es el aporte que hoy vos estás dando? Todos somos genios para criticarla, pero qué haces por ella. ¿Integras a tu familia en tus proyectos?2) La multitud: Una de las cosas que a vos (no a Jesús) y a mí nos pasa es que lo que nos aleja de la familia es la cantidad de cosas que hacemos o cierta gente o hasta incluso ciertos familiares que nos llevan a alejarnos de nuestra familia. Ponete a pensar que cuando llegas a tomar unos mates y visitar a tu mamá estás más metido con el celular que mirándola a los ojos para conversar con ella. Cuánto se nos está perdiendo la cultura del encuentro, cuántas cosas te están alejando de tu familia. Piensa cuáles son las cinco cosas que te alejan de tu familia o las que no te permiten estar en familia.3) María: Este evangelio es un halago a ella. Porque cumplió la voluntad de Dios. En María pongamos a tu familia y la mía, para que la sepamos cuidar y proteger. Que ella nos ayude a ser fuertes e inteligentes, para darnos cuenta de las cosas que no nos hacen bien a nosotros y a nuestros familiares, que nos ayude a apartar aquellas cosas que nos apartan de nuestra familia. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • La fuerza del Espíritu Santo. 1) Luchas internas: Eso es lo que quita fuerza en vos, en tu comunidad y en tu familia. Es en primer lugar cuando estás dividido vos y no sabes para dónde querés apuntalar tu vida. Esa lucha interna entre lo que querés y no tenés, y lo que tenés y no querés. Es por ello, que tenés que volverte a unir en vos y mirar adelante en tu vida. Asumiendo en donde estás y hacia dónde querés ir. Es unir lo más difícil: la mente con el corazón. Lo mismo pasa en tu comunidad y familia, es nuestro gran problema. El ver cómo se divide la comunidad por el chisme y por actitudes que dejan dolidos a hermanos de manera interna y eso nos quita fuerza para evangelizar… Es lo que sucede en familias que ya solo se juntan para Navidad y año nuevo y luego chau. Hoy pedí a Dios unidad en vos y en los demás. Porque cuando vos estás dividido internamente luego terminas dividiendo a los que te rodean.2) La prudencia: Es necesario recordar que si querés caminar en tu vida tenés que ver el todo. No actúes desde tus emociones sino más bien desde la razón que llevan a tus emociones a un control. Qué triste sería ver a un piloto de avión que salga y diga: “hoy vamos a tener un viaje rápido, pero veremos qué pasa porque me acabo de separar y me quiero morir…” Eso nos aterraría a todos. ¡Bueno! No actúes desde tus emociones porque terminarás destruyendo la vida de inocentes. 3) El Espíritu: Volvé a creer que Dios está con vos y actúa sobre vos. Es importante que cuides la visión sobrenatural en todo lo que haces y puedas ver que el pecado es eso, no reconocer la mano de Dios que pasa por tu vida. Pedí hoy al Espíritu Santo que te de sus siete dones. Porque algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Vio una gran luz

    1) Regiones de la muerte: Es Jesús quien quiere hoy entrar a tu vida y dar vida a esas cosas que están muertas en vos, cosas que tenías y que eran parte de tu personalidad y que hoy no están. Dejaste morir la confianza en vos, por ejemplo, por los fracasos que viviste. Eso te llevo a que muera esa confianza en vos y hoy sos una persona que te llevan de las narices otros, porque ya no haces nada por vos mismo; o capaz que murió en vos la fe, por ese hecho de tu enojo con Dios por la muerte de ese ser querido, o con ese sacerdote cuando eras integrante de ese grupo parroquial. Cuántas cosas en vos hoy están muertas y no te animas a verlo. Y a descubrir por qué vos no eras así y hoy en vos gira lo pálido,  lo tormentoso, lo negativo y hasta lo venenoso.

    2) Conversión: Todos tenemos algo que cambiar y vos tenés algo que cambiar, eso cae de maduro. Lo difícil de cambiar es que primero tenés que aceptar que hay cosas que en vos no están funcionando y no te estás poniendo las pilas. Es como el adicto, ¿cuándo comienza a cambiar? Cuando acepta que está enfermo y luego se deja ayudar. En vos pasa igual, date cuenta que hay cosas en tu vida que no pueden seguir así, desde el no comer sano o no dedicarte tiempo a vos, como el de seguir sin dedicarle un tiempo para Dios en tu vida. ¡Cambia! Para que no te cambien.

    3) El llamado: Pregúntate para qué te llamo Dios, por qué estás hoy aquí. Plantéate para que estás llamado. El cristianismo es un llamado a la eternidad y se te invita a vivir un estilo de vida, pero siempre desde la libertad. Hoy fíjate para qué y para quién estás llamado. Vos has sido elegido por Dios. Algo bueno está por venir.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Lo tomaron como loco

    1) Fue a casa: Es hermoso ver en el evangelio a un Jesús humano, que necesita del calor de la familia y de la casa. La casa es un lugar único, quien no extraña la casa y se siente resguardado allí. Me pasa con mis viejos, la casa quedó grande. Ya están los dos solos, pero no se quieren ir porque allí están los recuerdos, los sentimientos, la manifestación de los esfuerzos realizados. A mí me pasa que cuando me siento mal o golpeado por las cosas de la vida, ir a mi casa me regenera, sentir el olor al guiso que hace mi mamá me motiva a seguir. Cuántas veces el volver a tu casa te da fuerzas para luchar. Busca tu espacio sanador, tu lugarcito.

    2) No podía comer: La multitud le quita su espacio y Jesús necesita resguardarse. Por eso cuida tu espacio y tu lugar, porque si das y das, no vas a tener tiempo ni para vivir ni para  subsistir. Vos y yo tenemos en claro que hemos tomado un acelere en nuestras vidas, que no tenemos tiempo para nada ni para lo elemental, que es comer tranquilos. Hoy es una oportunidad para pensar qué estás haciendo por vos y para vos. Deja el celular mientras estás comiendo. Descansa un poco.

    3) Loco: Cuántas veces te toca enfrentar que los más cercanos a vos te critiquen y te rotulen. Esto le pasó a Jesús y nos va a pasar a nosotros. Cuántas veces la gente de dentro de la misma Iglesia nos liquida con sus comentarios y vos decís ¡wow! ¿cómo es esto? Pero sí, tenés que comprender que dentro de los más cercanos tuyos te van a liquidar con sus comentarios. Siempre digo que cuando venga Jesús por segunda vez no sé si nos encontrará unidos, pero reunidos seguro, porque tenemos tantas reuniones, pero nos liquidamos entre nosotros porque no estamos unidos. Busquemos aportar y no destruirnos. Cuida la lengua. Algo bueno está por venir.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Elegidos para anunciar.1) Subió a la montaña: Es la actitud de mirar desde arriba y para ello es necesario tomar distancia de la cotidianeidad. Es apartarte de todo y encontrarte vos con Dios. Es que tengas ese momento de ser solo vos y nadie más que vos; mirarte y descubrirte para descubrir en tu intimidad qué es lo que Dios te propone y a qué te dispones.2) Fueron hacia Él: El ser un cristiano es saberse elegido. Tu cristianismo no pasa por costumbre ni por tradición, sino más bien es por elección, por un llamado en sí. Ser cristiano es tener un encuentro y una relación con Cristo, que enciende, que anima y que se disfruta de vivir con Él. Lo mismo pasa con la vocación sacerdotal o religiosa, es un mirarlo a Él, un constante volver a Él y ese estar con Él es lo que te lleva a servir a los demás. Si no hay intimidad con Él, tu servicio a los demás es un acto meramente social, sin evangelio.3) Sobrenombre: Cuando Dios te llama pone en vos algo que te cambia y te hace distinto, te muestra que sos otra persona cuando actúas desde Él pero te da identidad. No te convertís en un maniquí religioso o espiritual. Sos vos con la impronta de Jesús. Sos otro Cristo, pero sin dejar de ser vos. Eso es lo lindo del cristianismo. Vives la experiencia de Cristo que te potencia y plenifica tu persona, pero no absorbe tu persona. Algo bueno está por venir.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Se fue a la otra orilla.1) Se retiró: El cristiano no es alguien estático que gira en el mismo lugar. Es callejero, sale a la búsqueda del otro. Esto nos recuerda que somos una Iglesia en salida. Tenemos que salir a anunciar y mostrar a Jesús. No podemos seguir dando vueltas en lo mismo. No podemos seguir en la pelea de qué coro canta el domingo o quién se hace cargo del Consejo pastoral. Mientras nosotros nos peleamos por esas cosas, esos hermanos nuestros que están afuera y que no conocen a Jesús pierden las ganas de vivir y la depresión empieza a habitar ellos. Y así muchas se alejan de la vida, de Jesús y de la Paz. ¡Salgamos y vayamos al necesitado!2) Apretujaba: Cuando no hay espiritualidad vamos a apretujar a Jesús. Es como que vamos con violencia, con brutalidad, pero no con cercanía y devoción. Es ir a Jesús como que voy a frotar la lámpara para que me cumpla lo que quiero… pero Jesús no es Aladino, Jesús no es mago. Jesús es tu Señor, el Hijo de Dios3) Tocarlo: Esta diferencia lo marca a san Agustín claramente. El tocar a Jesús lleva a un contacto con lo sobrenatural. Es tener ese momento con Él y crecer junto a Él. Esta búsqueda que en tu vida tenés te lleva a que tarde o temprano toques y te encuentres con una realidad sobrenatural. Que Dios hoy toque tu vida y haga de vos ese gran milagro: tu felicidad. Algo bueno está por venir--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support